fbpx

Blog Ciencias Básicas

Mujeres en la ciencia, un desafío que vale la pena asumir

Mujeres en la ciencia

El mundo se encuentra frente a una coyuntura en la que la mujer tiene un mayor protagonismo. Hablamos de una dinámica social en la que ellas ya tienen un lugar relevante como líderes gubernamentales y empresariales, o que siguen destacándose en ámbitos como el deportivo, el cultural y claro está, en la ciencia. Frente a éste último aspecto, el 11 de febrero se celebra el Día Internacional de la mujer y la niña en la ciencia, como una forma de impulsar el acceso y participación plena e igualitaria de las mujeres y las niñas en la investigación y ciencia.

Como centro de conocimiento y pensamiento, la Universidad Tecnológica De Bolívar (UTB) se convierte en un referente nacional de inclusión. Hoy, este centro educativo cuenta con un gran número de profesionales y expertos, entre estos un número importante de mujeres, quienes continúan ofreciendo toda su experiencia para formar más y mejores colombianos en diferentes áreas de estudio. Son además profesionales que lideran ambiciosas iniciativas científicas y sociales, orientadas a la investigación.

 

Participación de la mujer en la ciencia

 

Cuando se hace un balance del resultado del trabajo de las personas que dedican su vida a la ciencia, poco se reflexiona sobre los desafíos y retos que enfrentan durante este proceso. En el caso de las mujeres mucho más, pues deben enfrentar estereotipos que generalmente se evidencian en el campo de la ciencia.

Cristina Osorio es un ejemplo de constancia y perseverancia en un entorno liderado preponderadamente por hombres. Hoy cumple una función bastante importante en la universidad como docente de la Facultad de Ciencias Básicas y coordinadora del programa Ondas, el cual busca que los niños y adolescentes se interesen por la investigación y desarrollen habilidades para que encuentren en la ciencia y la investigación una pasión y un posible proyecto de vida.

Una profesional, que en sus estudios universitarios tuvo que enfrentar diferentes situaciones por su condición de mujer, en cuanto sus compañeros hombres se sorprendían de sus habilidades para programar y sobresalir en el ámbito académico. Son elementos que hoy trata de desmitificar desde su posición, incentivando a los niños para que puedan desarrollar todo su potencial independientemente de  su condición socioeconómica, su género, su etnia o sus creencias. Para ella todos tienen las mismas oportunidades de convertirse en investigadores natos.

Por su parte, Sonia Contreras, Directora del Programa de Ingeniería Biomédica de la UTB, considera que aún existen estereotipos que limitan la proyección y las oportunidades de las mujeres. Para ella “aún se tiene la creencia de que hay ciertas carreras exclusivas para hombres quienes estarían más capacitados para desempeñarse en áreas de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas o para ejercer cargos de toma de decisiones”. De acuerdo con la académica, estas afirmaciones no tienen fundamento científico y se respaldan en tradiciones y creencias que han limitado las oportunidades de las mujeres para desarrollar todas sus habilidades, escoger libremente su carrera y ocupar posiciones relevantes.

Su experiencia ha sido fundamental para continuar trabajando para reducir la brecha de género en estas áreas. A su criterio, es fundamental incorporar la paridad en cargos de toma de decisiones, ofrecer oportunidades de formación, becas, mentorías y garantizar un mayor acompañamiento a las mujeres. Igualmente, es prioritario implementar entornos seguros e incluyentes y permitir la flexibilidad de horarios de trabajo y teletrabajo a madres y padres de niños pequeños.

 

Te puede interesar: Mujeres y carreras STEM, ¿te animas a estudiar una carrera en ciencia, tecnología, ingeniería o matemáticas?

 

Sueños que se cumplen

 

La pasión y constancia de las mujeres investigadoras son referentes que les permiten alcanzar el éxito y destacarse en iniciativas muy exigentes. Es el caso de la profesora Rosa Acevedo, Bióloga, Magíster en Microbiología y doctora en Toxicología Ambiental. Ella cumplió el sueño de viajar a la Antártida, donde adelantó una investigación enfocada en bacterias aisladas de sedimentos marinos reductores de un contaminante llamado Perclorato.

Sin embargo, alcanzar las metas y cumplir los sueños a veces tiene algunas consecuencias. “Al iniciar la pandemia noté que no veía bien por uno de mis ojos, especialmente por el izquierdo. Me diagnosticaron cataratas en ambos ojos. En oftalmología me dicen que efectivamente yo no tengo edad para tener cataratas, no tengo diabetes, no tengo enfermedades autoinmunes, lo que permitía concluir que mi estado de salud era un efecto de la radiación solar que recibí en la Antártida” explica la profesora Rosa.

Afortunadamente, la profesora Rosa recibió atención médica oportuna y su afectación en la vista es reversible. Hoy a pesar de esta situación médica y de otros percances que vivió durante su estadía en la Antártida, entre ellas la muerte de uno de sus compañeros de aventura, ha logrado sobreponerse y mantener la misma motivación y entusiasmo para continuar desarrollando con su labor científica.

Otro ejemplo de tenacidad y perseverancia de las mujeres exitosas en la UTB es el de Yacira  Cassiani Arroyo. Esta estudiante del programa de Ingeniería Ambiental, fue acreedora de una beca completa, gracias al trabajo de investigación desarrollado para el programa Ondas Bolívar. Allí, desarrolló un coagulante natural para utilizarlo en el tratamiento del agua, y de esta forma reemplazar el sulfato de aluminio por moringa. Con este proyecto participó en ExpoCiencias Chile 2020, obteniendo el primer lugar en su categoría.

“Mi propósito, una vez finalizados mis estudios es regresar a mi comunidad y motivar a más niños a interesarse en el estudio de las ciencias y la investigación. Muchas veces no se conocen las oportunidades que tenemos afuera, por lo que me gustaría hacer una maestría que me permita ser profesora y dar clases con el fin de darle a los chicos una posibilidad de superarse como la que me dieron a mí” concluye Cassiani.

Sara Contreras, Ingeniera Mecatrónica y Eléctrica y estudiante de Maestría en Ingeniería Mecatrónica de la UTB, es también una de las estudiantes que se han marcado un precedente en su paso por la universidad. Allí ha participado en un proyecto que buscaba identificar neumonía en imágenes de ultrasonido de pacientes pediátricos. Esta fue una iniciativa expuesta en congresos y otros escenarios en los que se demostró su alcance y propósito.

¡Comparte este contenido en tus redes sociales!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Noticias relacionadas

Edificio UTB noticia ingreso univesridad QS World University Rankings Noticias

UTB entre las mejores universidades de América Latina

Por tercera vez consecutiva la Universidad Tecnológica de Bolívar se ubicó en el ranking QS en su versión para América Latina como una de las …

Ver más
Docente UTB nombrada miembro de la Academia Colombiana de Historia Noticias

Docente de la UTB fue nombrada miembro de la Academia Colombiana de Historia

La historiadora y magíster en historia, profesora de Historia del Desarrollo Empresarial, Historia de Colombia y Cátedra Cartagena, de la UTB, María Teresa Ripoll, fue …

Ver más
Arquitectura

Experto brasilero en bambú visita la UTB

Como una manera de actualizar a la comunidad sobre las prácticas que se están realizando en construcciones actuales, se desarrolla la iniciativa “Arquitectura Global”. En …

Ver más
Tips para aprovechar tu visita a las bibliotecas de la UTB Blog

Te damos algunos tips para aprovechar tu visita a la biblioteca de la UTB y recomendaciones para mejorar tus hábitos de estudio

Las bibliotecas UTB han sido el soporte para estudiantes y profesores durante el proceso de formación profesional desde 1971, cuando abrió sus puertas la biblioteca …

Ver más

Términos y condiciones
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Curabitur velit tortor, ultrices vitae sapien in, maximus ullamcorper libero. Maecenas in tellus cursus, volutpat nunc nec, tempor odio. Morbi eu massa at nisi ultrices ullamcorper. Donec sit amet scelerisque sapien. Phasellus sit amet dapibus lectus, nec laoreet sem. Duis quam orci, porta id egestas at, aliquet vel justo. Quisque congue, risus lacinia vehicula viverra, magna lectus mattis lorem, eget bibendum nulla odio quis risus. Ut eleifend vitae risus nec auctor. Cras convallis velit a elit dapibus consectetur. Etiam scelerisque lobortis leo, nec imperdiet orci gravida ut. Praesent laoreet ut diam ut tempus. Nullam in dui massa.2