Universidad Tecnológica de Bolívar

Una institución con vocación empresarial e internacional

¡Los Cerros de La Popa y Albornoz nos necesitan!

Publicado el 7 Jul 2020


Los cerros de la popa y albornoz nos necesitan


Este 7 de julio se celebra el Día de la Conservación del Suelo y por eso es importante unirnos para poner en práctica acciones que nos permitan promover su uso sostenible.

Un caso a mencionar en nuestra ciudad, es el de los Cerros de La Popa y Albornoz, ecosistemas estratégicos cuya conservación nos ayuda a prevenir la degradación de los suelos, procesos erosivos, deslizamientos, entre otros; pero que de las 197 hectáreas que debían protegerse de La Popa, solo se conservaron el 44,2% de ellas, aproximadamente (EPA, 2010).

Para la profesora de los programas de Ingeniería Ambiental e Ingeniería Civil, María José González, los cerros de La Popa y Albornoz son ecosistemas que requieren intervención pronta y asertiva, "pues se han visto altamente afectados por procesos de deforestación, asentamientos humanos informales, etc., y con ello otros tipos de problemáticas socio-ambientales asociadas. Esto es crítico en los procesos ecológicos fundamentales, en la provisión de sevicios regulatorios, de soporte, entre otros, y son de las más grandes influencias en la estructura y funcionamiento del hábitat humano en nuestra ciudad. Se requiere de una ciudadanía activa y unida entorno a la conservación de sus ecosistemas", explicó.

Necesitamos de estos cerros, tanto como ellos de nosotros en estos momentos, son el pulmón de nuestra ciudad.

Hoy, en el día en que conmemoramos la conservación de suelos, los invitamos a hacer conciencia de todos los beneficios que trae un mejor uso de ellos; además de ser un soporte estructural de las plantas, nos brindan cerca del 95% de los alimentos que consumimos, convirtiéndose así en una fuente de sustento de más de 90.000 familias en Colombia que viven del sector agropecuario.

Por su parte, fenómenos como la erosión, salinización, desertificación, acidez, entre otros, contribuyen a la degradación del suelo, generando la pérdida de capas más fértiles del suelo y como resultado de esto, el suelo deja de ser productivo.

La también profesora de los programas de Ingeniería Ambiental e Ingeniería Civil, Claudia Díaz, piensa que la Política Nacional para la Gestión Integral Ambiental del Suelo (GIAS) invita a que consideremos el suelo de forma integral, "con todos sus componentes, funciones y servicios ecosistémicos, entendiendo las interrelaciones con los otros componentes del ambiente; integrando las dimensiones social, ambiental, económica, política y cultural. Por tanto, los suelos son un componente del ambiente renovable en el largo plazo, que requiere de un tiempo y unas condiciones necesarias para que se forme un centímetro de suelo, cientos o miles de años; pero, ese centímetro de suelo puede perderse en periodos muy cortos por procesos de degradación en los que pueden intervenir factores como la erosión, la quema, tala indiscriminada, entre otros.", agregó.

En la UTB, somos conscientes de la importancia que tiene el ambiente en la vida de los seres humanos, por eso cada día buscamos promover acciones que mitiguen el impacto de la actividad humana en nuestro ambiente, por eso en nuestro Campus Tecnológico adelantamos acciones que ayudan a conservar las zonas verdes, entre esas, cuidamos alrededor de 10 hectáreas de suelo, las cuales se distribuyen entre bosques y jardines.

¿Y tú, cómo crees que podemos aportar a la preservación de nuestros ecosistemas terrestres?


¡Comparte este contenido en tus redes sociales!

Miembros corporados