Universidad Tecnológica de Bolívar

Una institución con vocación empresarial e internacional

El Duelo en tiempos de Covid-19

Publicado el 17 Feb 2021


El Duelo en tiempos de Covid-19

Por: PhD. Elsy Mercedes Domínguez De La Ossa. Docente del Programa de Psicología
PhD en Ciencias Sociales. Niñez y Juventud y Magister en Psicología Clínica y de la Familia

En tiempos de pandemia por el Covid - 19 han surgido unos imperativos sociales como guardar la distancia social, alejarnos de los seres queridos, de los amigos, de los compañeros de trabajo y lo más doloroso y traumático, el fallecimiento de seres queridos. Adicionalmente, las medidas de protección han prohibido aquellos rituales de despedida acostumbrados que ayudaban a mitigar el dolor físico y emocional . En estas circunstancias, surge la necesidad de pensar, analizar y ayudar a encontrar nuevas maneras de afrontar los duelos en pandemia.

La palabra duelo implica pérdidas diversas, de relaciones, del contacto con el otro, con uno mismo; genera un quiebre en la estructura psíquica de la persona, trastoca las rutinas en particular y el proyecto de vida en general. La literatura científica señala que el duelo es una reacción esperada ante la muerte de un ser querido; la mayoría de las personas presentan síntomas parecidos a los de una depresión mayor, tales como tristeza, ansiedad, llanto recurrente, cambios en el estado de ánimo, alteraciones en el sueño y en el apetito (Cruz, Reyes y Corona 2017).

La aparición inesperada del Covid-19 y las medidas de bioseguridad extremas para contener el contagio y la letalidad del virus está siendo una experiencia que nos está trastocando a todos en la actualidad. Asociado a lo anterior, las consecuencias nefastas para la economía, el empleo, la educación y la salud mental tampoco son para nadie desconocidas. También el afrontamiento de la enfermedad, de la muerte del ser querido y el manejo del duelo se han vuelto más complicados.

De acuerdo con Zettle, (2013) en un duelo complicado los síntomas como la ansiedad, el enojo, la culpa son más intensos y persistentes, así como el anhelo de estar con la persona fallecida, los pensamientos intrusivos y el aplanamiento emocional. Adicionalmente, ante las medidas del confinamiento se han cambiado las formas o rituales culturalmente instauradas para aliviar el dolor. La necesidad de dar el último adiós queda frustrada, la despedida se vuelve una experiencia inconclusa y se corre el riesgo de vivir un duelo extensivo que dificulta su superación.

Frente a esta situación, es pertinente recurrir a una de las estrategias de intervención de última generación para afrontar un duelo complicado con lo que se conoce como “Aceptación y compromiso” (Zaldivar, 2001). En ella, se trata de llevar a la persona a la flexibilización psicológica, que se logra con los siguientes procesos:

  1. Aceptación del sufrimiento pensando que es connatural a la condición humana.
  2. Reflexión sobre el sufrimiento como una experiencia de aprendizaje.
  3. Concentración en los comportamientos que le dan sentido a la vida, como estar con la familia, los amigos, la crianza de los hijos, el estudio, la lectura, entre otros.
  4. Hablar y conversar con palabras propiciadoras de bienestar que generen emociones positivas y que lleven a conductas bondadosas, altruistas, honestas, amorosas, de perdón y compasión por el otro.
  5. Pensar y actuar con optimismo realista en el presente. Esto, aunque puede generar tensiones por las preocupaciones del día a día, evita que la depresión emerja cuando la atención se centra en hechos dolorosos del pasado que ya se fueron y no se pueden resolver. Previene la ansiedad que se genera cuando hay demasiada atención en el futuro, cada vez más incierto y nebuloso.

Vale la pena destacar algunas sugerencias presentadas por un grupo de profesionales especialistas en duelo (Alarcón, et. al, 2020), quienes se han unido para poder orientar y dar respuesta a muchas personas que en estos tiempos difíciles han perdido a un ser querido:

  1. Comparte la vivencia con las personas más cercanas con las cuales se tienen vínculos fuertes donde hay confianza y aceptación. Los rituales como misas y velorios presenciales pueden quedar aplazados.
  2. Escribe cartas, poemas, mensajes que te hubiera gustado expresarle a tu ser querido fallecido y que puedes compartir tranquilamente con las personas más allegadas.
  3. Recopila fotos con el ser querido fallecido en un álbum que puedas revisar en un lugar de la casa reservado para un momento especial.
  4. Diseña una página web o grupo de WhatsApp, donde familiares, amigos y conocidos puedan expresar sus condolencias y homenajear al fallecido.
  5. Escribe en tu muro o red social acerca del legado de vida que ha dejado. Al compartirlo con tus contactos, tendrán la oportunidad de poder expresar sus condolencias y apoyo, acompañarte a través de palabras, música e imágenes.

Para finalizar traigo la reflexión del político francés Charles de Gaulle respecto a la muerte: “lo que pensamos de la muerte solo tiene importancia porque la muerte nos hace pensar en la vida”. Estas palabras invitan a resaltar el valor supremo de la vida y a promover el compromiso y lucha por su defensa y cuidado desde el lugar que habitamos en el mundo.

 

Referencias

Alarcón, E., et. al.(2020). Guía para las personas que han sufrido una perdida en tiempos del coronavirus
Cruz, J., Reyes, M. & Corona, Z. (2017). Duelo: tratamiento basado en la terapia de aceptación y compromiso. Manual Moderno
Zaldívar, F. & Hernández, M. (2001). Acceptance and Commitment Therapy (ACT): Application to an experiential avoidance with agoraphobic form. Análisis y Modificación de Conducta, 27, 113, 425-454.
Zettle, R.D. (2013). Acceptance and commitment therapy (ACT) vs. system desensitization in treatment of mathematics anxiety. The Psychological Record, 53, 197-216
.

 


¡Comparte este contenido en tus redes sociales!

Miembros corporados