La apuesta global de un soñador para mejorar su contexto local

Actuar localmente para generar un impacto global es la filosofía de Jorge Sebastián Martínez, un estudiante que ha cruzado fronteras para abrirles las puertas a todos los jóvenes que buscan cambiar sus realidades.

Por Melissa Manga, Jefe de Comunicaciones UTB

Con tan solo 24 años, Jorge Sebastián Martínez se ha convertido en una inspiración para miles de jóvenes no solo en Colombia sino en el mundo entero gracias a su participación en la Asamblea de la Juventud. Esa es la mayor plataforma global que moviliza a los jóvenes de cara a la agenda 2030 de las Naciones Unidas, con la que la que ese organismo le apuesta, la próxima década, a un plan de acción para fortalecer la paz universal y el acceso a la justicia.

Este cartagenero, estudiante de noveno semestre de Ciencia Política y Relaciones Internacionales de la UTB, tiene una filosofía de vida clara: pensamiento global para acciones locales más robustas. Considera que a través de las experiencias de otras culturas, países y personas se pueden llegar a encontrar verdaderas soluciones a los problemas que aquejan a la ciudad y que ha ido identificando desde muy temprana edad, porque creció en diferentes entornos socioculturales.

“Haber vivido en diferentes barrios, cada uno con su cultura, idiosincrasia e identidad, además de las diferencias socioeconómicas, generó en mí cierta inconformidad con algunas cosas de nuestra dinámica local”, cuenta Jorge Sebastián.

Dicha curiosidad por las dinámicas sociales lo llevaron a estudiar Relaciones Internacionales en la Universidad Javeriana en Bogotá, en medio de una agitada coyuntura política en Colombia por cuenta de la negociación y firma de un acuerdo de paz entre el gobierno y la extinta guerrilla de las FARC.  Después, en 2015, vivió una serie de situaciones personales que lo llevaron a salir del país. Esa experiencia le permitió reencontrarse consigo mismo, con sus pasiones, deseos y metas. “Decidí que me gusta el mundo de la diplomacia, que es ahí donde podré mostrar y defender a mi país; a la vez que aprendo de otras culturas”, explica.

Al volver a Colombia inició un camino de liderazgo, que se basa en pequeñas acciones para construir una mejor sociedad. Fue así como en 2016 ingresó a la UTB y organizó una marcha para promover el sí en el plebiscito convocado por el gobierno de Juan Manuel Santos el 2 de octubre de ese año, para refrendar los acuerdos logrados con las FARC en La Habana.

Esa iniciativa le permitió, posteriormente, entrar a ser parte del Movimiento Estudiantil por la Paz. Seguidamente, en octubre de 2018 lideró la organización de la Marcha de las Antorchas en Cartagena, que le hacía un llamado al Gobierno Nacional para destinar mayores recursos para mejorar la calidad de la educación en el país.

 “Aprendí que las causas deben ser organizadas para que puedan ser exitosas. Decidí buscar una plataforma que me ayudara a impulsar estas ideas de una forma pacífica y organizada”, cuenta. Fue así como en 2017 crea un proyecto para acercar el modelo de las Naciones Unidas a los colegios distritales en Cartagena.

Fue en ese periodo cuando participó por primera vez en la convocatoria de la Unesco para hacer parte de la Asamblea de Juventud para las Naciones Unidas. Jorge Sebastián no solo fue seleccionado para representar al país como delegado, sino que fue reconocido con el premio de innovación por su propuesta de empoderamiento de los jóvenes en asuntos internacionales. Su idea es que los adolescentes sepan “que hay una agenda internacional que no es exclusiva a unos actores, sino que todos debemos participar ahí”.

Con el fin de fortalecer la participación del país en este gran evento, lideró la creación de la Comunidad de los Jóvenes por los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en la Asamblea de la Juventud Colombia.

Los 17 ODS son un llamado universal a la adopción de medidas para poner fin a la pobreza, proteger el planeta y garantizar que todas las personas gocen de paz y prosperidad.

Jorge volvió a participar en esa Asamblea, en 2018, con siete compañeros más, también estudiantes de la UTB.

Esas experiencias exitosas le trajeron un nuevo reconocimiento: ser nombrado recientemente Embajador durante la 23a sesión de la Asamblea de la Juventud. “ahora hay un brazo más grande y una misión: inspirar a los jóvenes para que pasen de las ideas a la acción”, explica.

Jorge Sebastián está a pocos días de iniciar una nueva aventura. Realizará sus prácticas profesionales en la Embajada de Colombia en la República Árabe de Egipto.

“Estamos haciendo historia, estamos mostrando lo que la juventud es y lo que tiene para ofrecer. Le estamos demostrando a la sociedad que tenemos la capacidad de movernos en un alto nivel político para llevar todo esto a quienes no tienen acceso; y recoger sus necesidades para elevarlas a los máximos exponentes de los derechos humanos”, cuenta Jorge Sebastián.

Va con el mismo ideal que ha tenido desde que inició este gran camino de liderazgo, crear oportunidades para los demás desde su propia experiencia.

UNA CARRERA BRILLANTE

  • Ponente en el foro “Política Pública Juvenil”, organizado por la Plataforma Distrital de Juventudes
  • Ponente en el foro Fundación Surtigas y Universidad de San Buenaventura
  • Ponente en el foro “Transformación Social desde las Juventudes”, organizado por la Mesa Alternativa Alianza de Juventudes
  • Ponente en el “Encuentro Distrital de Jóvenes Constructores de Paz”, organizado por la Plataforma Distrital de Juventudes y la Alcaldía Mayor de Cartagena de Indias.
  • Vocero delegado “Lucha contra la pobreza” en el Pacto por Cartagena organizado por la Vicepresidencia de Colombia y la Alcaldía Mayor de Cartagena de Indias.

Share via
Copy link
Powered by Social Snap