Acreditación UTB: una apuesta por la Educación Superior de calidad en el Caribe

Alberto Roa Varelo, Rector

Las discusiones alrededor de la educación superior en el país giran esencialmente en torno a tres temas: cobertura, financiación y calidad. El interés por este último apareció en los años noventa, en momentos en los que la cobertura era la prioridad. Sin embargo, existían serias dudas sobre la excelencia de la oferta de la educación superior en el país.

Ese panorama constituye el antecedente de la Ley 30 de 1992, que rige la educación superior en Colombia y dio origen a lo que conocemos como el Sistema Nacional de Acreditación. Este depende del Consejo Nacional de Acreditación (CNA), que estableció en 2001 los lineamientos para que, en resumen, las instituciones de educación superior (IES) se sometan a una evaluación holística que permita revisar cuatro aspectos clave:

  1. Propósitos claros y consistentes con la misión.
  2. Recursos humanos, financieros y físicos para cumplir con sus propósitos.
  3. Cumplimiento con sus propósitos.
  4. Capacidad de continuar cumpliendo con sus propósitos.

En ese sentido, la acreditación es un mecanismo que proporciona herramientas para tomar decisiones orientadas a consolidar la calidad. Entendiendo este último proceso como el mejoramiento continuo de las universidades, que incluso deben adaptarse a los retos de la educación superior en el nuevo siglo. La acreditación es a la vez un instrumento que le da confianza a la sociedad sobre las instituciones que cumplen con excelencia sus propósitos y rinden cuentas con solvencia.

En Colombia, solo están acreditadas el 18% de las IES, cuya población corresponde al 33% de los universitarios del país. En el caso del Caribe, solo el 15% de las universidades tienen acreditación y sus matriculados equivalen al 23% de la población universitaria de la región. De esta realidad se infiere que la calidad sigue siendo un reto para la educación superior en Colombia y aún más para el Caribe.

No obstante, la educación de excelencia es una realidad en el Caribe colombiano. Prueba de ello es nuestra Universidad Tecnológica de Bolívar – UTB, que recientemente recibió, por segunda vez, la renovación de la Acreditación de Alta Calidad. Este es un reconocimiento a un proceso de mejoramiento continuo que ha llevado a cabo la institución y que el CNA enmarcó en varios logros, entre otros:

  1. El aumento y la calidad de la planta docente.
  2. Mayor visibilidad local y regional.
  3. Un incremento de la movilidad nacional e internacional.
  4. Un desempeño superior al promedio nacional en los resultados de las pruebas Saber Pro.

Estos aspectos confirman que la UTB es una universidad que trabaja por la excelencia, y que busca consolidarse como una opción de calidad irrefutable en el Caribe colombiano y de esta manera, seguir contribuyendo a impulsar la movilidad social y la equidad en la región. Presentamos hoy, en Mundo UTB, este logro con mucho orgullo y como un regalo invaluable para nuestro querido Caribe y en particular para la ciudad de Cartagena. Es un regalo que significa nuestro compromiso con el desarrollo y con un mejor futuro para todos.

Share via
Copy link
Powered by Social Snap