Andrés Marrugo, un investigador que no deja de cosechar éxitos

Por Khatleen Sliger, Coordinadora de Comunicaciones Institucionales UTB

Hablar de Andrés Guillermo Marrugo Hernández es sinónimo de investigación, excelencia y mucha, mucha calidad. Para él 2019 llegó cargado de reconocimientos que respaldan su capacidad como profesor investigador: fue condecorado como docente meritorio en la UTB, recibió una beca Fulbright como investigador visitante en los Estados Unidos y obtuvo la distinción Rising Researcher de la Sociedad Internacional para la Óptica y Fotónica (SPIE), una presea que por primera vez obtiene un latinoamericano.

Como Andrés mismo lo reconoce, el camino de la academia puede tornarse tortuoso y hasta lento para palpar los avances. Sin embargo, quien demuestre ganas de salir adelante recibe apoyo en la UTB, y eso él sí que lo ha sabido aprovechar. Por eso, su trabajo ha comenzado a dejarle frutos.

El primer reconocimiento le llegó en abril pasado, cuando recibió la distinción Rising Researcher, otorgada a profesionales emergentes que desarrollan investigación en óptica, sensado comercial y científico, defensa o áreas relacionadas. La distinción, que le fue entregada oficialmente en una ceremonia en los Estados Unidos, también la han recibido reconocidos profesores de la NASA Jet Propulsion Laboratory, Princeton University y Rochester Institute of Technology.

Luego recibió de manos de Fulbright una beca como investigador visitante colombiano, por lo que desde octubre de 2019 estará durante seis meses en la Universidad de Pardue en los Estados Unidos profundizando su investigación Wide-field 3D Profilometry for Skin Surface Topography Measurements. Con esta busca desarrollar un sistema de perfilometría de proyección de franjas de amplio campo para medir características de la piel humana que cubran áreas relativamente grandes con la mejor resolución y precisión de altura posible, y evaluar su idoneidad para la adquisición y transmisión de datos 3D en el contexto de la telemedicina.

Reconocimientos recientes que se suman a una hoja de vida con brillo propio:  Andrés es egresado del programa de Ingeniería Mecatrónica de la Universidad Tecnológica de Bolívar, es máster en Fotónica y Ph.D. en Ingeniería Óptica de la Universidad Politécnica de Cataluña. También ha sido merecedor de diversas distinciones, entre ellas Summa Cum Laude y diploma de honores para Jóvenes Investigadores de la Sociedad Española de Óptica (SEDOPTICA).


Cuenta con múltiples publicaciones de investigaciones en procesado de imagen médica, visión por computador, visión artificial e imagen retiniana. Pero además, Marrugo es miembro de la Sociedad Red Colombiana de Óptica (SRCO), la Sociedad Internacional para la Óptica y Fotónica (SPIE) y la Sociedad Americana de Óptica (OSA).

Desde hace seis años comenzó a laborar como profesor de la Facultad de Ingeniería de la UTB. Su carrera en la Institución ha estado llena de retos y exaltaciones, pero especialmente resalta su entorno laboral.

“Sentirse tan a gusto con quienes se comparte en el día a día es un verdadero privilegio”, expresa. También se siente satisfecho y feliz por el apoyo que la universidad siempre le ha brindado para crecer y desarrollarse como profesor e investigador.

Andrés es consciente de que la distinción Rising Researcher es probablemente uno de los reconocimientos más destacados de su carrera desde que está en la UTB, una distinción que no hubiera llegado si antes no hubiese alcanzado otras metas, como conseguir la financiación para la investigación, formar y vincular a estudiantes en pregrado y posgrado, establecer redes y contactos académicos y escribir para, finalmente, publicar en revistas especializadas.

Andrés Marrugo sabe que el camino que ha recorrido ya empezó a darle frutos, por lo que su proyección a mediano plazo se centra en una misma línea de investigación: proyectos de alto impacto en el Caribe Colombiano en temas de óptica aplicada y procesamiento de imágenes.

Para ello continuará investigando con su semillero de investigación, dialogando y participando de manera interdisciplinar en proyectos de investigación junto a su equipo en el Laboratorio de Óptica y Procesamiento de Imágenes (OPI-Lab) de la UTB. Pero especialmente seguirá disfrutando de su rol como docente, pues gracias a él no solo enseña sino que reflexiona sobre su impacto en las nuevas generaciones.

Share via
Copy link
Powered by Social Snap